Atletismo popular

En lo que respecta al deporte vengo del mundo del tenis. Antes entrenaba 4 horas diarias en las pistas de la Federación Catalana de Tenis cerca de una pista de atletismo. Como la forma física es muy importante en el tenis, algunos días nos tocaba correr como preparación física. A muchos de mis compañeros no les hacía mucha gracia ¡pero a mí me gustaba! Aunque le cogería la afición más tarde, fue allí donde le cogí el gustillo a esto de correr.

Así que ya con 14 años me apuntaba esporádicamente a algunas cursas populares como la cursa del Corte Inglés o la popular de Barcelona, la "cursa de la mercè". Como no era atleta, no le daba ni la más mínima importancia al cronómetro, así que solo recuerdo que mis tiempos eran dignos pero discretos.

Después me saqué el título de instructor provincial de tenis y me dedique a dar clases de tenis durante siete años combinándolo con los estudios. Cuando comencé los estudios universitarios, con veinte años, colgué la raqueta y me dediqué a trabajar y estudiar de lo mismo: informática. Entre la universidad (razón principal para dejar el deporte arrinconado) el trabajo, la novia, piso nuevo y todas las cosas que me ocuparon durante esta etapa, tuve una época de sequía deportiva. Aun así, superada esta época he vuelto a hacer deporte con regularidad.

Sobre el 2008 y con los 30 años superados, me apunté a un gimnasio, pero como "la cabra tira al monte" no tarde en salir a correr. Mi primera cursa popular de esta nueva etapa deportiva fue la Jean Bouin en diciembre del 2008. Después la "cursa de Sant Antoni", la media maratón de Barcelona ¡y la maratón! A pesar del parón de unos años, mi cuerpo respondió muy bien. En cuatro meses de preparación hice realidad uno de mis sueños deportivos: terminar una maratón con dignidad.

Y desde entonces, entre los años 2009 y 2012, he estado casi cuatro años sin parar de correr. Ya llevo cinco maratones hechas, cuatro en Barcelona y una en Berlín.

Y llegó la UOC. Estudiar un máster mientras se está trabajando deja muy poco tiempo libre, y me ha absorbido más tiempo del que mes esperaba y me hubiera gustado. Aun así, no he abandonado por completo "esto de correr" y sigo saliendo esporádicamente. Lo que está claro es que no queda tiempo para preparar bien una maratón en condiciones (incluso una media). Total, que como no pude correr la última edición de la maratón de Barcelona por falta de preparación, estuve de voluntario repartiendo aguas a los participantes. Me hubiera gustado más poderla correr ¡pero fue otra forma de participar!

Y ahora que el máster ya se está terminando (o al menos está más superado), espero poder encontrar más tiempo para volver a entrenar con más frecuencia y recuperar un buen estado de forma.
Enlaces: